12/01/2017 0:00:00

Dental Tribune Internacional habla de nosotros.

Cattani, la empresa que inventó el motor de succión.

Tommaso Brivio, gerente de producto, presentó en el stand de Dentadec los compresores que fabrica Cattani durante la 66 Expo AMIC Dental. "Cattani es la empresa que inventó el motor de succión para el laboratorio odontológico", explica Brivio. "Augusto Cattani, que era protésico dental, se dio cuenta que trabajar aspirando polvo de yeso y cerámica no es bueno para la salud. Así que inventó un sistema de succión con un motor industrial y un sistema de tubos para aspirar, y a partir de eso evolucionamos". Poco después la empresa empezó a fabricar bombas de succión y luego compresores para el sector dental, tarea en la que pronto cumpirá 60 años. La diferencia entre Cattani y otras empresas similares es no sólo su calidad, sino que se dedican única y exclusivamente a fabricar estos dispositivos. "Tenemos dos productos: los compresores y las bombas. El compresor Cattani, que cumple con todas las normativas, no usa ningún tipo de aceite como lubricante, sino una serie de filtros que consiguen que la pureza del aire, la partícula máxima permitida en el sector dental, sea menor de 5 micras". El compresor viene además con un secador para que el aire que produce sea seco. Funcionamiento Cattani solo fabrica un tipo de compresor, del que existen varios modelos, pero cuya tecnología es igual para todos. El compresor utiliza un mecanismo de compresión mediante biela con pistón. "Es muy parecido al motor cilíndrico de una moto", explica Brivio. Dentro del compresor hay una camisa, un tubo con un pistón macizo. Ese pistón tiene una biela que se mueve siempre paralelo al cilindro por lo que no hay roce, fricción nula. ¿Qué permite eso? Que dure mucho tiempo porque no hay desgaste en ese pistón. Es muy fácil comprobarlo: si desmontamos un compresor que tiene 15 años, no se aprecia desgaste". Brivio afirma que esta tecnología es lo que diferencia a Cattani del clásico motor de cabeza pequeña de muchos compresores. El gerente explica que es otra tecnología que utiliza una biela con pistón flotante. "En vez de tener un pistón macizo, la goma se desgasta, el compresor ya no comprime, trabaja siempre más. Es una tecnología que hemos decidió no adoptar", explica. Brivio presentó en la exposición modelos estándares para el consultorio y modelos para universidades. El especialista explicó que mediante su sistema pueden dar servicio desde un sillón hasta 400 con un solo sistema de aire comprimido. "Son estructuras modulares: se montan varias cabezas de 6 cilindros y es todo un sistema. Junto ahora vamos a montar uno sistema de compresores en la Universidad de Guadalajara, que creo va a ser el más grande de América Latina", comentó.